10/8/17

TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO (2017) - Crítica, opinión y secuelas



La quinta película de Transformers se adentra en la distopía más pura y dura, mostrando más metal y épica que nunca, repitiendo el mismo desarrollo que anteriores secuelas... y cometiendo sus mismos errores también.


En 2017 llegó la última entrega de la saga Transformers dirigida por Michael Bay, Transformers: The Last Knight (El último caballero), la que se convertiría a la postre en la menos taquillera de las cinco, acercándose a los 600 millones de recaudación mundial (agosto de 2017), mientras que todas las dos secuelas anteriores superaron los 1000 millones (y la segunda parte, 'La venganza de los caídos', superó los 800 millones). Quizá en algunos aspectos argumentales - sobre todo en la parte central de la trama - la película sufre un desgaste, unido a su larga duración - demasiada concatenación de escenas de acción, explosiones y ruido. Pero también nos muestra nuevos elementos que engrandecen su universo, nos dan material para crear precuelas y secuelas nuevas (sobre todo para el nuevo spin off protagonizado por Bumblebee en 2018).

RELACIONADO: Origen de los Transformers en el mundo del cómic


La época de las franquicias en el cine


El cine de evasión está evolucionando. Actualmente vivimos la época de las franquicias, sagas o universos - como prefiera llamarlo cada estudio de cine y aficionado - de todo tipo. Desde el famoso y espléndido universo Marvel de Disney, con Iron Man, los Vengadores, el Capitán América y compañía, pasando por la prolífica saga de Star Wars, que también con Disney está optando por contarnos historias nuevas (episodios VII, VIII, etc.) y precuelas (Rogue One, Han Solo, etc.). No hay que olvidar las sagas de Resident Evil, los mutantes de 20th Century Fox (X-Men, Wolverine, Deadpool...), Planeta de los Simios, la nueva hornada de monstruos gigantes (Godzilla, King Kong...), o la de los nuevos monstruos clásicos (La Momia, Frankenstein... el Universo Oscuro). Pero, indiscutiblemente, los Transformers, gracias a sus cinco exitosas y rentables películas, ha conseguido colocarse en una posición predominante dentro de esta nueva ola de sagas de cine, y esta última parte es una evolución más del título, con sus mismos errores pero con nuevos detalles que pueden engrandecer la leyenda de los autobots y decepticons dentro del séptimo arte.


Michael Bay repite fórmula


Transformers: El último caballero plantea un ritmo muy similar a las anteriores entregas. Las manías artísticas de Michael Bay son predominantes y sus sesgos creativos inamovibles. Es por ello que se nos presenta una gran intriga al inicio de la trama, con base histórica - mezclada con la cultura de los Transformers, como ha hecho en otros filmes de la saga -, que es seguida por un nudo que se acerca al género de aventuras, en busca de algo oculto y recóndito - el arma de Merlín, un artefacto que fue dado por antiguos Transformers que caminaron por la Tierra durante los años oscuros (en la Edad Media). Finalmente, la trama se cierra con una batalla monumental donde balas, metal y mucho poder y explosiones son desplegados de forma abismal.


De todos modos, este será el último filme de la saga dirigido por Bay, que pasará el manto a un nuevo director, aunque se mantendrá en la producción, evidentemente.


¡Visitamos la Edad Media y Cybertron!


Como hemos mencionado, las películas de los Transformers mezclan los conceptos primigenios de la sociedad de los robots gigantes con la historia humana. Ya hizo lo mismo Bay en la segunda parte de la saga, 'La venganza de los caídos', aunque en aquella ocasión se situaba en el año 17.000 a.C. En esta ocasión en la Edad Media, y de forma muy acertada, mostrando unos Transformers con aspecto de caballeros de la Mesa Redonda, uniendo su mito con el de Arturo y sus caballeros de forma épica y magistral. La profundidad de la trama reside no sólo en este hecho sino en la parte de ciencia ficción cósmica que protagoniza el propio Optimus Prime, que se dirige a su anhelado y perdido planeta de origen, Cybertron, para descubrir que un nuevo ser gobierna aquel oscuro mundo... un ser que dice ser la creadora de todos los autobots y decepticons y que está dispuesta a envenenar el mismísimo alma de Prime para ponerle en contra de los humanos.


Una Tierra diferente y con un futuro desolador...


Al final, la ciencia ficción se torna en un presente-futuro realmente desesperado y es que la Tierra que nos han propuesto en esta franquicia es un planeta donde van a parar incontables robots alienígenas que caen del cielo como meteoritos... y la destrucción de parte de algunas ciudades importantes son el paisaje natural que deben vivir las personas. Pura distopía, lo que le da un valor más diferenciador a la trama y a la postre a la franquicia entera. Ver una película de la saga es viajar a una Tierra conquistada por el temor a los robots gigantes provenientes del espacio, imparables a pesar del tremendo armamento humano. Los efectos especiales, los planos, los movimientos de los Transformers son uno de los grandes aciertos de esta nueva entrega. También lo es la inclusión de un peso pesado del cine como es Anthony Hopkins, en plena forma dando vida a un legendario Lord inglés que conoce la historia secreta de los Transformers en la Tierra y el motivo de porqué regresan siempre a nuestro planeta.


Otros grandes aciertos son los diferentes autobots que debutan en el filme, incluido el que padece demencia y vivió su época dorada durante la Primera Guerra Mundial. También el robot mayordomo de Anthony Hopkins, Cogman, se revela como uno de los mejores puntos humorísticos de un filme que no consigue acertar demasiado con sus gags, ni con su manera de mostrar a las féminas, siempre desde un punto de vista machista...

Otro momento clave de la historia es el enfrentamiento entre Optimus Prime y Bumblebee. Estos dos pesos pesados autobots se tendrán que batir en duelo debido a la nueva moral de Prime, que ha pasado a llamarse Némesis Prime... ¡un combate espectacular con un resultado que pocos podrían esperarse!


En conclusión...


Dentro de todos sus aciertos y todos sus errores, esta nueva entrega engrandece aún más la saga, nos aporta no sólo más metal, más valor y más épica - quizá es la más épica de todas las entregas -, sino que nos da un trasfondo mayor, un futuro mejor dentro de la distopía, y mantiene las claves principales que han hecho grande al resto de filmes, aunque quizá no ha aprendido de sus errores. Le sobra algo de metraje - la parte central de la trama se alarga en exceso -, pero acierta profundamente en toda su nueva moralidad, sus nuevos conceptos de ciencia ficción y una banda sonora que pone los pelos de punta. A nivel visual es una maravilla, ¡habiendo sido rodada casi enteramente en cámaras IMAX!


Las secuelas, spin offs y precuelas que vienen


Aunque la taquilla será la peor de las cinco películas, alcanzando los 600 millones (lleva 583 recaudados en todo el mundo a 10 de agosto), será lo suficientemente rentable para producir una secuela más. Pero deberán estudiar cómo revertir la tendencia a la baja que ha sufrido el título... De momento, en 2018 se estrenará la precuela (spin off) de Bumblebee. Además de la marcha de Bay, Mark Wahlberg tampoco seguirá en la saga, por lo que tendrán que encontrar a un nuevo héroe (o heroína) de acción para las siguientes secuelas.


La sexta película de la saga será preparada para ser estrenada en el año 2019, aunque todavía hay que encontrar director.

Por otro lado, Transformers también tendrá una nueva película animada que formará parte del universo creado por Bay. Será el primer filme animado desde 1986.

RELACIONADO: Michael Bay piensa en 14 películas más sobre Transformers


Pósters de la película


La película tiene numerosos pósters diferentes:












La profundidad de la saga no se ve a simple vista, pero en las cinco películas que llevan estrenadas han creado un universo de tono oscuro y dramático en el que no todo vale y en el que la acción, la destrucción y la épica son imperantes. Quizá la falta de unos diálogos mejores y un montaje más coherente comienzan a pesar... y ayudaría mejorar en este aspecto para que la franquicia fuera tomada mucho más en serio en el futuro. Aún así, siguen cosechando éxitos - superar los 600 millones de dólares de taquilla lo es -, y el futuro de la saga parece prometedor con sus spin offs y secuelas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: