27/10/16

PARKER 1. El cazador, de Darwyn Cooke



"Qué final tan absurdo. No había ningún motivo por el que una mordaza debiera haberla matado. La ira alimentó su impaciencia. Parker estaba cansado de esperar."

Parker: el Cazador es el primer volumen de una serie que se propuso adaptar por primera vez en cómic una de las series de novelas de género negro más importantes e influyentes de la historia del género. Adaptado y dibujado por Darwyn Cooke, estamos ante uno de los títulos noir de referencia del mundo del cómic, imprescindible para los aficionados a este tipo de narrativa. La serie de cuatro volúmenes de Parker ha ganado 7 Premios Eisner en las siguientes categorías: a la mejor adaptación de otro medio (2010, 2013 y 2014), al mejor álbum reeditado (2012), a la mejor historia corta por "The Seventh" (2012), al mejor letrista (2014) y al mejor escritor/ilustrador (2014). Lo hemos incluido en el puesto 28º de nuestro Top 50: Mejores cómics de la historia.


Puntuación:
¿Te gusta este cómic?

Publicación en España: 'Parker 1. El cazador fue publicado por Astiberri
Publicación original: Richard Stark's Parker: The Hunter , por IDW en 2009


Guión: Donald E. Westlake, Darwyn Cooke (adaptación)
Dibujo: Darwyn Cooke
Color: Darwyn Cooke
Portada: Darwyn Cooke
Formato: Cartoné, 17 x 24 cm
Género: Género Negro
Páginas: 155  páginas, Color bitonal (azul-negro)
ISBN: 978-84-92769-37-7
Precio:  18,00 euros



Sinopsis

Año 1962. Parker ha regresado a la ciudad de Nueva York. Traicionado por su novia y por sus compañeros en el último golpe que han dado, ha decidido vengarse de todos los implicados, algo que no gustará al imperio criminal de Nueva York.


Parker: de la novela al cine y después al cómic

El personaje Parker fue creado por el escritor Donald E. Westlake, utilizando el seudónimo Richard Stark, en 1962 y protagonizó una serie de novelas que tuvo un total de 24 números. La primera de las novelas fue The Hunter (El cazador), que antes de tener esta adaptación al cómic había sido llevada al cine en 1967 en Point Blank, con Lee Marvin en el papel de Walker (el personaje de Parker con el nombre cambiado), y en 1999 en la película Payback con Mel Gibson en el papel de Walter (Parker). La primera vez que Westlake permitió utilizar el nombre real del personaje, Parker, en alguna adaptación es en este cómic, lo que da una muestra de la confianza que tenía el autor hacia el trabajo de Darwyn Cooke. Pero lo triste fue que la primera novela gráfica realizada por Cooke fue publicada por IDW en julio de 2009, meses después de haber muerto Westlake (a los 75 años de edad). Pero aún así había podido ver unas muestras preliminares de Cooke ¡y le habían encantado! Y no es para menos, ya que el autor de cómics, guionista y dibujante a la vez, derrocha talento en unas páginas dibujadas con un tono oscurísimo que te transporta de inmediato a las ciudades estadounidenses de los años 60, que es el momento en el que se desarrolla la trama.



La habilidad de Cooke es que consigue explicar con sus magníficos trazos toda la escena que describía Westklake en sus libros, añadiendo los diálogos y los pensamientos de los diferentes personajes que componen la historia. La trama te engancha desde la primera página y no te suelta hasta el final, con un transcurso de los acontecimientos vertiginosos donde el elemento a descubrir es el propio Parker, un criminal poco común que derrocha carisma, fuerza, brutalidad y terror, abriéndose paso donde se propone en todo momento.



Guión original de las novelas

Darwyn Cooke no escribe la historia. Recoge las narraciones del libro original, The Hunter (El cazador), publicado en 1962. Una novela de 155 páginas que es utilizada con talento milimétrico por Cooke, que se olvida de las descripciones (para eso realiza sus dibujos) y nos adentra en la psique del antihéroe de la obra, con narraciones cuidadosamente elegidas para no aturullar de texto el cómic. Por ello la lectura es fluida y directa, sin cansar al lector y arrastrándolo velozmente por el transcurrir de los acontecimientos. Por eso mismo no debe extrañar que hubiera ganado 3 Premios Eisner en la categoría a Mejor adaptación de otro medio.


Darwyn Cooke

Nacido en 1962 y fallecido en 2016, Cooke llegó ha ganar hasta 13 Premios Eisner en diferentes categorías por sus diferentes trabajos y colaboraciones. Un autor total que aunó su estilo de dibujo de animación cartoon con un profundo respeto y tradicionalismo hacia los superhéroes con los que trabajó, sobre todo en DC Comics. Su estilo cartoon viene de su época como ilustrador de storyboards para las series animadas de Batman y Superman de los años 90, de Bruce Timm y Paul Dini. También fue uno de los dibujantes de la serie Batman Beyond para finalmente en el año 2000 atreverse con un cómic: Batman: Ego, un debut espectacular, aterrador y apasionante que le convirtió rápidamente en referencia de DC. Sólo un año después comenzaría a remodelar el aspecto de Catwoman junto a Ed Brubaker, otro genio del medio. Uno de los puntos más álgidos de su carrera fue cuando publicó DC: New Frontier, una obra aclamada por el público y la crítica que fue ganadora de 3 Premio Eisner (Mejor serie limitada, mejor color, mejor diseño de publicación), 3 Premio Harvey (Mejor artista, mejor color y mejor serie limitada) y un Premio Shuster.



Múltiples premios gracias a Parker

Pero su carrera seguía a toda vela cuando decidió publicar Richard's Stark: Parker para IDW en 2009. Fue entonces cuando volvió a tocar el cielo con una obra maestra que le dio 7 Premios Eisner y otros 5 Premios Harvey en diferentes categorías a lo largo de cuatro fantásticos volúmenes. También fue galardonado por el portal iFanboy como mejor 'Libro del año' en 2009.


Nueva película en 2013

En 2013 el personaje regresaría al cine y en esta ocasión interpretado por Jason Statham en una cinta dirigida por Taylor Hackford (Oficial y Caballero). Una adaptación que tuvo críticas y taquilla controvertida y que por primera vez pudo utilizar su nombre real en el cine.


Edición

La versión en castellano de la obra ha sido publicada por Astiberri. Han publicado los cuatro volúmenes en unas más que interesantes ediciones, con comentarios y extras, y a un precio bastante interesante.


En conclusión...

Una obra maestra del género negro. Un cómic desgarrador, cruel y que adapta de forma perfecta la serie de novelas originales añadiendo un apasionante y tétrico dibujo de Darwyn Cooke, un autor que siempre ha tenido un dibujo infantilizado influenciado por su etapa en la series animadas de Batman y Superman en los noventa, pero que ha demostrado poder dar rienda suelta a una historia criminal para adultos, mostrando un lado oscurísimo a sus personajes y creando un ambiente perfecto de género negro. Es un cómic de obligada lectura para los aficionados al cómic que buscan intriga, violencia y personajes protagonistas diferentes.



Un cómic que te adentrará por los caminos más oscuros del género negro con uno de sus protagonistas más carismáticos, complicados e indómitos.


También te puede interesar:








   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: